miércoles, 13 de julio de 2016

De los zapatos de Canó y otros demonios

Los nuevos ricos dominicanos nos tiene acostumbrados a ciertas excentricidades que dejan pequeñas a las de "Willy Wonka". No importa si son políticos o peloteros, los nuevos ricos quieren sobresalir y hacer ostentación de su bienestar, a veces de una forma ridícula. (Seguir leyendo...)

En el caso que nos ocupa, y como salido de un cuento de las "Mil y una noches", pero con 2000 zapatos; nuestro Robinson Canó la botó por los 411 al decir que posee esa cantidad de calzado de lujo de todo tipo.
Más que sentirnos sorprendidos por esta noticia, nos sentimos apenados de que haya salido de un gran deportista criollo y merecedor de sus éxitos como lo es RC. Esto ratifica la estadística de que el cerebro amueblado es inversamente proporcional al peloteros ( y por qué no al político).

Cito a Tagore: "Oh mediocridad poder entusiasmarse por una bicicleta "

Hagamos un cálculo de matemáticas 101: si tengo 2,000 zapatos a un costo promedio de usd $600 estaríamos hablando de usd $1.2M; ahora bien si lo convertimos en pesos dominicanos estaríamos hablando de aproximadamente 50 millones de pesos.

Sabes cuántas escuelas se hacen? Cuántas colegiaturas se pagan? Cuántos hospitales se aprovisionan? Cuántos asilos y orfanatos se apadrinan?

Pero entendemos que los dos pies de Canó necesitan 2,000 zapatos y usd $1.2M para no estar descalzos.

Pero no quiero ser el abogado del diablo y quiero también destacar que el pelotero de los 2000 pies se ha preocupado en hacer obras de bien social en algunas localidades y eso lo aplaudimos pero no dejan de darme envidia esos 2000 zicotudos que el Canó ostenta.